CONSEJO PARA SER FELIZ.

Mi abuela era muy sabia. Nunca fue a la escuela, pero tuvo todo el tiempo del mundo para aprender y desarrollar toda su intuición, su sabiduría femenina a la cual le llamamos sentido común y que a casi todos los estudiosos les falta siempre.

Un día mi hermana mayor le preguntó:
--Abuelita, ¿Qué debo hacer para sser tan feliz como tú, cuando me case?
Mi abuela le contesto:
--Antes de casarte abre muy bien llos ojos; después, ciérralos un poco. En todos estos años he leído muchos libros sobre la felicidad conyugal, y creo que éste es uno de los consejos más sabios.

Anónimo.
CONSEJO PARA SER FELIZ
CUANDO LOS NIÑOS APRENDEN
DAR UN BUEN JUEGO
DEL TIEMPO
DESIDERATA